La chica del pelo azul

Todos los días subo al metro de la línea 43, todos los días a la misma hora, como casi todos los que suben a ese vagón. Al final me he acostumbrado a subir en el cuarto vagón y siempre en él se suben las mismas personas.photo_2019-01-25_18-24-50

En concreto hay una chica que me llama especialmente la atención. Siempre con cascos y muy pocas veces con una sonrisa a esas horas de la mañana. Casi siempre va en vaqueros y zapatillas, aunque alguna vez se le ve con botas. Hasta ahora nunca con tacones. No lleva maquillaje y llego a percibir su colonia dulce desde mi asiento.

Casi todo el trayecto lo hace concentrada en su música y yo me imagino su vida fuera del vagón.

Empiezo a suponer que es una chica muy alegre y divertida, extrovertida y sin miedo a nada; al fin y al cabo lleva el color de pelo más llamativo de los presentes. Supongo que va escuchando algún tipo de música muy alegre, porque cualquier otro tipo de música no sería apropiado para ella. ¿Por qué una chica con el pelo azul escucharía música clásica? No, seguro que va escuchando algo de folk o indie.

Supongo que irá a la Universidad a estudiar algo de publicidad, arte o ingeniería, porque no la veo estudiando algo como derecho, pero todo podría ser. Imagino que le gusta la lectura fantástica y la ciencia ficción, incluido el cine. Supongo que será ese tipo de chicas que no se pierde ningún festival en verano, que salta, grita y disfruta hasta el último momento. Imagino que no habrá nada aburrido en ella y habrá visitado unos cuantos países. Imagino una vida tan feliz y alocada, que casi me da envidia.

Supongo que conocerá la última moda y posiblemente hasta sea una influencer. Imagino que habrá tenido más de un amor y más de una aventura. Imagino que la chica del pelo azul no sería capaz de defraudar a nadie. Imagino que no sonríe en el metro porque es temprano, pero luego no deja de sonreír y reír a carcajadas.

Llego a mi parada del metro y la dejo ahí, ensimismada con su música y su cara de concentrada. La dejo ahí con su mechón rebelde, esperando a verla mañana, para seguir imaginando cómo debe de ser la vida de la chica del pelo azul

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s