Wonderbra

Lo he amado y odiado a partes iguales. Lo he necesitado por mi propio bien y he querido quemarlo al mismo tiempo. Como he soñado mil y una veces con hacerlo desaparecer con cada mirada que le echo.

Llevo años queriendo gritarle al mundo que los quemen todos, que son horribles e innecesarios. Pero estaría mintiendo a pleno grito. Llevo años soñando con tener uno de esos sujetadores de encaje precioso, con ese tirante tan bonito que deseas que se vea a través de tu simple camiseta.

Llevo tanto tiempo queriendo sentir que puedes mostrarlo sin complejos, sin miedos, sin horrores. Y llevo tanto tiempo resignada a no poder hacerlo.

No poder llevar ese sujetador tan bonito del escaparate por falta de talle, por ser incómodo, por no sujetar bien el peso, por deformar mis pechos.

No poder llevarlo porque es de copa baja y de tela poco resistente. No poder llevarlo porque le falta tirante que haga que tu pecho no caiga. No poder llevar lo bonito, porque lo bonito no sirve para los pechos grandes.

No hay bikinis bonitos, no hay encaje de película, no hay diseños de pasión para nosotras. Nos quedan unos cuantos sostenes lisos, de vieja, cómodos para todo, menos para enseñarlos al mundo. Nos quedan los sujetadores caros y feos, los difíciles de encontrar, los que no tienen braguitas a juego. Nos queda un par o dos para combinarlo con todo lo que tengas. Nos queda no ir a la moda. Nos queda apreciarlos hasta que ya no pueden sujetar nada. Nos queda ver al mundo enseñando a mujeres con sus mejores lencerías, mientras nos conformamos a la simple comodidad.

Solo nos queda la envidia de la que quiere tener más. Tener más canalillo, tener más bulto en sus camisetas y vestidos. Nos queda la envidia de la que no conoce los pechos caídos al cumplir los 20, por la maldita gravedad. Nos queda pensar que habrá alguien que nos desnude con la mirada y no se imagine ese maravilloso wonderbra, pero que poco le importe, porque al final, solo te lo quiera quitar.

1 Comment

  1. Me gusta la reflexión que haces sobre este tema. Es tan complicado encontrarse cómoda algunas veces con la ropa. Yo creo que está diseñada para unas pocas personas; puesto que la mayoría de la población no corresponde a esas tallas. (Alicia Adam)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s